crucero, mar, viaje

 

La noche es una pasada. Los espectáculos comienzan a las 21:15 en un salón donde bailarines y bailarinas perfectamente disfrazados según sea el tema, realizan sus coreografías. También se disfruta de la orquesta Pacific que marca el ritmo a los cantantes. Una vez visto el espectáculo nos dirigímos a cenar en el restaurante del barco. La carta era digna de mención ya que tenia 3 primeros platos, dos sopas o ensaladas, 3 segundos o cualquier plato que pudiera sugerir el chef. Es increíble la calidad y la cantidad de comida que puedes llegar a comer en un crucero, y de ahí la leyenda de que siempre se engorda 2 o 3 kilos. Ya he puesto en marcha el tratamiento adelgazante con la ayuda de la bicicleta. El servicio es excelente y siempre están pendientes de uno, por lo que es adorable compartir una cena con amigos o con tu pareja. Una cosa importante es que puedes pedir los platos que quieras pero os aseguro que me sorprendió la altísima calidad de los mismos. Una vez cenados, nos relajábamos tomando algún licor en el bar del barco para después poder subir a la discoteca hasta altas horas de la madrugada. El segundo día es una oportunidad para estar tumbado con un buen libro en las cubiertas del barco. Es un auténtico placer el sentir la brisa marina y ver que, al no tener cobertura, estas totalmente en medio del mar sin nada ni nadie que pueda interrumpir esos momentos mágicos de relajación.

Por si las moscas es bueno tener a mano las biodraminas ya que uno se puede marear durante este día de navegación (aunque el cuerpo se acostumbra pronto). También recomendaría entrar en la página de Quailhttp://www.quailtravel.es/ para poder obtener más información sobre este crucero. Poco a poco, nos iremos acercando al puerto de Civitavechia, para adentrarnos en la histórica ciudad de Roma o pasear por las renacentistas calles de Florencia, de la que estoy totalmente enamorado.

La experiencia de un crucero…¡Todos a bordo!

Post navigation


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *